Admirables haciendas en Tabasco

Una de las haciendas más destacadas del estado de Tabasco es la Hacienda La Luz. Mucha gente la nombra como la Hacienda Wolter, como un homenaje al Dr. Otto Wolter, un médico que en la década de 1930 arribó a Comalcalco en busca de un sitio para ayudar a la comunidad. En este caso, Wolter mejoró las las condiciones genéticas del cacao que se producía en la región. La hacienda que lleva su nombre se localiza muy cerca del parque central de Comalcalco y abarca unas 50 hectáreas de terreno.

La Hacienda La Luz, tiene un hermoso jardín con abundantes plantas de la zona y un interesante museo del cacao. Finalmente, en la casa vieja hay fotografías del antiguo Comalcalco,muebles e instrumentos musicales de los inicios del siglo XX y una tienda de productos elaborados en esa misma hacienda.

Otra hacienda tabasqueña muy recomendable de visitar es la de Jesús María. El objetivo que se han trazado los administradores de esta hacienda, es el rescate del cacao criollo. Este último es célebre por su gran contenido en grasa, fuerte sabor y aroma. También se exhiben en la Hacienda de Jesús María, vestidos típicos de estos rumbos tabasqueños, así como también instrumentos tradicionales para la elaboración del pozol y el chocolate casero. En el marco de una visita a esta notable hacienda, se pueden apreciar las formas arquitectónicas típicas de esta zona de México: pasillos tapizados de mosaico rojizo, vigas de madera y columnas redondeadas. De cualquier manera, lo mejor que nos ofrece este lugar es conocer de inicio a fin, el procedimiento a través del cual se produce el chocolate. Al final del recorrido se llevan a cabo deliciosas degustaciones.

La Finca Cholula es otra valiosa hacienda tabasqueña. Se levanta a un costado del sitio arqueológico de Comalcalco. Se considera que la función productora de cacao de esta hacienda es la misma que ha seguido desde tiempos prehispánicos. Fue adquirida en el siglo XIX, por un grupo de religiosos franciscanos provenientes de Cholula y esa es la razón de su nombre. En el año de 1914 fue comprada por la familia Riveroll y sus integrantes son quienes la manejan actualmente. Dese finales de la década de 1960 se comenzaron los recorridos turísticos en la Finca Cholula y como plus se pueden observar interesantes especies de aves, particulares de la región. El recorrido abarca los procesos de elaboración de chocolate y en ocasiones, una rica comida en una confortable palapa con muchos antojitos tabasqueños.

Escribe un comentario