El misticismo de San Juan Chamula

En un pequeño pueblo de los Altos de Chiapas,  a unos veinte minutos de San Cristóbal de las Casas, se encuentra el poblado de San Juan Chamula, donde el visitante puede conocer la tradición indígena tzótzil y apreciar una forma totalmente diferente de practicar la fe católica.

Al llegar al pequeño poblado, de forma casi hipnótica, el visitante se sentirá atraído por la plaza central, con la típica vendimia de productos locales, frutas, velas, vestimentas hechas a base de bellos bordados. El elemento central de la plaza es su iglesia, que si bien, al primer vistazo, no tiene nada de espectacular, se encuentra rodeada de un misticismo único que atrae a miles de visitantes.

La iglesia de San Juan Chamula es un extraordinario ejemplo del sincretismo religioso entre el credo católico y elementos propios de los rituales mayas de antaño. Al recinto no pueden entrar libremente los foráneos, quienes tienen que pagar diez pesos en la alcaldía municipal.

El interior de la iglesia es sui generis, sitio muy oscuro, sólo alumbrado por cientos de veladores dispuestas anárquicamente. No hay ningún banco y el piso está cubierto por plantas, los lugareños acostumbran a rezar arrodillados. No puede faltar un intenso olor a incienso. Ocasionalmente el turista puede romper la intimidad del credo local, por lo que se pide mucho respeto y no tomar fotografías. No obstante, resulta inevitable quedarse perplejo ante ciertos rituales poco ortodoxos, que implican el sacrificio de animales como gallinas o el aparente trance que experimentan algunos feligreses.

El Santo Patrono de San Juan Chamula es San Juan Bautista, quien tiene un lugar prominente en el retablo principal, rodeado de una docena de santos que lucen macabros con vestimentas estrafalarias, muy ostentosas.

Es el 24 de junio una importante fecha de celebración local, pues es el día de san Juan Bautista, por lo que las autoridades portan sus trajes ceremoniales y presumen un bastón de mando que, según dicen los chamelas, fue heredado por el mismo San Juan.

Vale la pena visitar el poblado durante el carnaval, conocido como “K’in Tajimoltic”, en el que los habitantes del lugar a través de esta fiesta expresan su riqueza cultural y su vitalidad comunitaria. Este evento se celebra 4 días antes del miércoles de ceniza y busca, a través del baile, cerrar el ciclo y abrir un periodo nuevo.

Cómo llegar

La manera más sencilla es tomar un transporte colectivo desde San Cristóbal de las Casas. El recorrido es de 12 km.

Escribe un comentario